El flato: qué es y cómo prevenirlo

flato dolor evitar running

Es curioso que, con lo estudiado que está cada aspecto del deporte, siga habiendo cosas que no tengan una explicación oficial. El temido flato está entre ellas y es que hay tantas teorías tratando de explicar qué es y cómo se produce que no se puede asociar a una de ellas. Quizá es una mezcla de todas, pero la cuestión es que cuando aparece, fastidia de verdad.

Como sabéis, el flato es ese dolor que surge repentinamente y que se sitúa normalmente en el abdomen, aunque puede variar su localización. El flato suele aparecer en actividades que implican movimientos bruscos del cuerpo, como correr, por eso una de las teorías que tratan de explicarlo es que el dolor aparece por las tensiones que se producen en los ligamentos que unen el diafragma con el estómago. Esto tendría sentido porque cuando comemos o bebemos demasiado y corremos, el flato suele hacer acto de presencia, ya que el estómago pesa más y los movimientos de éste aumentan.

Por qué aparece

Otra de las teorías que explicarían el flato está relacionada con la respiración. Si llevamos una respiración entrecortada y no constante el cuerpo tendría una falta de oxígeno y el diafragma se restringe, así si unimos esta teoría con la anterior, al comer o beber el diafragma se restringe todavía más al tener una falta de sangre y oxígeno, provocando dolor y por tanto, flato.

flato palabraderunner

¿Cómo prevenir el flato?

Aunque no sabemos muy bien por qué aparece, sí podemos seguir unas pautas para conseguir que no lo suframos durante los entrenamientos y carreras:

  • Hay que llevar una alimentación saludable para evitar problemas de acidez e inflamación intestinal que pueden provocar la aparición del flato.
  • Tratar de evitar los balanceos bruscos del torso, cuidando la forma de bajar en terrenos con desnivel y teniendo atención a la técnica de carrera.
  • Respirar de forma uniforme y acorde al ritmo que llevemos para evitar quedarnos sin oxígeno, aquí tienes una explicación de cómo respirar al correr.

flato dolor lateral

Consejos para evitar el flato

  • Fortalecer la zona media del cuerpo y entrenar la respiración.
  • Evita el ejercicio sin hacer la digestión durante unas horas, ya que el estómago estará más pesado y tendremos todas las papeletas para que el flato aparezca.
  • Si bebes durante los entrenamientos o carreras, es mejor hacerlo en breves sorbos y si es necesario baja el ritmo o anda mientras lo haces. Es conveniente que entrenes la forma de beber en marcha, no cuesta nada llevar una pequeña botella en los entrenamientos e ir practicando poco a poco.

Y si tengo flato, ¿qué hago?

  • En primer lugar baja el ritmo, no pares en seco y presiona con los dedos en la zona donde te duele. Al mismo tensa la zona abdominal y respira de forma suave, sigue así hasta que el dolor vaya desapareciendo.
  • Si el flato no desaparece no queda más remedio que parar y tranquilizarse. Espira profundamente para vaciar los pulmones y estira la parte abdominal.
  • Si el dolor es muy fuerte regresa a casa tranquilamente y si los problemas continúan y son serios es recomendable acudir al médico.

13 COMENTARIOS

  1. Muchas gracias por el artículo. Aunque son pocas las veces que me ha pasado, estas han sido muy desagradables. Lo que me va muy bien es, además de presionar con los dedos como dicen, espirar como si estuviera imitando a una metralleta pronunciando “papapapapapa”. Supongo que tendrá que ver con relajar el diafragma. Un abrazo!!

    • Gracias por dejar tu truco, lo probaré la próxima vez 🙂
      Por Twitter también me han comentado un remedio casero tan simple como sostener una piedra pequeña en la mano mientras se corre o.O, habrá que probarlo jeje

      Un saludo, y gracias por comentar Jesús!

  2. Hola, siempre he pensado que el flato está íntimamente ligado a la capacidad cardiovascular de la persona, lo que hace que cuando la carga de oxigeno en sangre es suficiente para los músculos (buena condición física), sea raro experimentarlo, pero por el contrario, cuando hay mala condición, entiéndase, el oxígeno no alcanza para mantener el movimiento muscular, aparecerá el flato. En mi experiencia así funciona, lo he visto en mi y en otras personas que he entrenado. El remedio habrá que bajar la intensidad considerablemente y yo agregraría, incrementar la condición física o cardiovascular para dejar de sufrirlo. Saludos!

DEJAR UNA RESPUESTA