No es una buena idea tomar ibuprofeno o antiinflamatorios antes de una carrera o “porque crees que te va a doler algo”. Te explicamos las razones.

La toma de ibuprofeno o paracetamol, o cualquier analgésico en general, se ha convertido en una práctica relativamente fácil y frecuente en nuestros días. En ocasiones, dicha toma se realiza con una finalidad clara: acabar con el dolor. Sin embargo, en cuanto al deporte se refiere, no son pocos los deportistas -y sobre todo en corredores de media y larga distancia, como maratón o media maratón-, que echan mano de un analgésico cualquiera de forma “preventiva”. Entre ellos, el ibuprofeno es el rey indiscutible por ser el más conocido y fácil de encontrar, pero hay muchos otros de uso común.

En este artículo repasaremos para qué sirve exactamente el ibuprofeno y los antiinflamatorios en general, cuándo debe tomarse y cuándo no, qué efectos secundarios puede acarrear, y qué dice la ciencia sobre la toma de antiinflamatorios o analgésicos en los corredores.

Qué es y para qué sirve el ibuprofeno y los antiinflamatorios en general

El ibuprofeno pertenece a un grupo de medicamentos llamados AINEs o antiinflamatorios no esteroideos. Su diferencia con el Paracetamol es precisamente su efecto antiinflamatorio, el cual mejora la inflamación y el dolor excesivo en diversas lesiones. Pero, ojo, pues la inflamación en el organismo humano no es siempre perjudicial, de hecho es un mecanismo totalmente natural del mismo. Ahora bien, como se suele decir, los excesos son malos.

ibuprofeno y deporte

Los usos catalogados del ibuprofeno y los antiinflamatorios en general son los siguientes:

  • Dolores  musculares y lesiones corporales donde predomina la inflamación.
  • Fiebre alta (aunque en estos casos funciona mejor un analgésico, como el paracetamol o el metamizol).

Por su parte, los efectos adversos que puede producir el ibuprofeno y los antiinflamatorios en general son:

  • Malestar estomacal, aumento del riesgo cardíaco (sobre todo si se sufre alguna enfermedad previa.
  • Provocar o empeorar úlceras estomacales o lesiones intestinales en general.
  • Alterar el sistema de coagulación sanguínea si se toma a largo plazo.
  • Alterar la función renal a largo plazo.

Como veis, aunque sea un fármaco fácil de conseguir (ya que en España se vende sin necesidad de receta, como el Paracetamol), no significa que se encuentre libre de riesgos, ni mucho menos.

Ahora veremos que algunos de estos efectos adversos pueden asociarse, e incluso ser peores, si se toma este tipo de medicamentos de forma preventiva antes de correr.

Te interesa Cuándo aplicar frío o calor en una lesión

Por qué no tomar antiinflamatorios o ibuprofeno antes de correr

Para empezar, algunos estudios han demostrado que la toma de antiinflamatorios previamente a salir a correr, o previamente a una competición, puede provocar de forma directa un daño gastrointestinal.

ibuprofeno antes de una carrera

Al menos así lo sugirió un estudio publicado en 2012 en el Medicine & Science in Sports & Exercise, en el cual se comparó el efecto de la toma de ibuprofeno antes del ejercicio (ciclismo) frente a no tomarlo. Según sus resultados, tanto la toma de ibuprofeno como la realización de actividad física provocaba daño intestinal; sin embargo, la combinación de ambos (ibuprofeno y ejercicio) provocaba un aumento mayor de los marcadores de daño intestinal. Se concluyó así que el ibuprofeno aumenta el riesgo de lesiones intestinales, las cuales pueden producirse solo por realizar actividad física, pero se agravarían por la toma de antiinflamatorios.

Por otro lado, aunque la creencia popular entre los deportistas afirme que la toma de antiinflamatorios puede evitar molestias posteriores al ejercicio, reducir el daño muscular e incluso mejorar el rendimiento en la carrera, diversos estudios han llegado a la conclusión de que lo que se produce es más bien lo contrario.

Por un lado, un estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine estudió qué efectos podría tener el ibuprofeno sobre el daño muscular y las molestias posteriores al ejercicio. Según sus resultados, las molestias musculares eran similares tanto si se tomaba ibuprofeno como si no, y los valores de las enzimas que expresan el daño muscular en sangre eran mayores en aquellos que tomaron ibuprofeno. En otras palabras, el ibuprofeno puede provocar mayor daño muscular al correr, y no al revés.

Por otro lado, otro estudio publicado en Medicine and Science in Sports and Exercise llegó a una conclusión similar, esta vez estudiando el naproxeno (otro tipo de antiinflamatorio): la toma de fármacos antiinflamatorios no reduce el daño muscular.

Finalmente, en un estudio publicado en el British Medical Journal en 2013, se estudió la mejora de rendimiento en corredores de la maratón y media maratón de Bonn (Alemania), y los posibles efectos adversos si se tomaban analgésicos previamente a la competición. Según sus resultados, la toma de antiinflamatorios no evita el abandono de la carrera, aumenta la queja de molestias estomacales e incluso aumenta el dolor muscular y articular posterior a la carrera.

De hecho, en este mismo estudio se llegó a la conclusión de que el analgésico que más efectos adversos provocaba era la aspirina (87%), seguida por el ibuprofeno (52%).

Como vemos, la toma de antiinflamatorios o ibuprofeno antes de un entrenamiento exigente o una carrera, aunque sea una práctica excesivamente común, no es recomendable según los estudios científicos actuales.

2 COMENTARIOS

  1. Pues es seguro que dana el ap.digestivo.
    Pero a mi me quita el dolor en larga distancia y esto me ayuda a seguir mi ritmo

DEJAR UNA RESPUESTA