El Garmin Edge 520 es uno de los ciclocomputadores GPS más completos que puedes encontrar hoy en día. Así comienzo este análisis de un dispositivo que fue presentado a mediados de 2015, pero que no había tenido la oportunidad de probar a fondo hasta hace unas semanas.

Los Edge son los dispositivos de Garmin en los que cualquier ciclista se fija a la hora de buscar un nuevo ciclocomputador para su bicicleta, sea cual sea la modalidad que practique. En el catálogo de Garmin actualmente podemos encontrar los siguientes modelos:

Análisis del Garmin Edge 520

Así, a mediados de 2015 Garmin decidió renovar el Edge 510, anunciando el Garmin Edge 520 que, a priori, si miramos ese listado, aparece en la zona media y por tanto, podemos pensar que se trata de un ciclocomputador GPS de gama media. ERROR. Como ya dije en su día, el Edge 520 es uno de los más completos que Garmin ha sacado jamás. Si estás interesado en comprarlo, ya está disponible en Amazon con total garantía:

Oferta
Garmin Edge 520 - Ciclocomputador con GPS...
68 Opiniones

El diseño del Garmin Edge 520

Empiezo este análisis del Garmin Edge 520 por lo que primero nos entra por los ojos: su diseño y construcción. Se podría resumir con un “pequeño pero matón”, pero me extenderé un poco más.

analisis-garmin-edge-520

El Edge 520 es sorprendentemente compacto, en concreto, sólo mide 4,9 centímetros de ancho, por 7,3 de alto y 2,1 de grueso; su peso es igualmente ridículo, unos 60 gramos. Así que los “obsesos” (con cariño) por reducir hasta el último gramo de su bicicleta no tendrán queja (bueno, habría que sumar unos gramos más entre el montaje y demás, pero sigue siendo muy ligero).

Monta una mejorada pantalla de 2.3 pulgadas, a color y con una resolución de 200 x 265 píxeles. A plena luz del Sol os puedo decir que se bastante bien, y cuando cae la noche o necesitamos un plus de visibilidad, siempre podemos activar la iluminación, que se puede configurar en varios niveles instantáneamente desde el botón dedicado.

Por contra, la pantalla del Edge 520 no es táctil, Garmin ha decidido prescindir de esta característica en este modelo y en su lugar colocar botones en todos los marcos del ciclocomputador (excepto el superior). Personalmente prefiero los botones a la capacidad táctil, pero con el uso sí es cierto que en ocasiones me gustaría realizar acciones más rápido, como entrar a un menú o ver más información sobre un campo de datos concreto.

Garmin Edge 520_botones

En total tenemos 7 botones físicos: el del brillo, dos para desplazarnos por los menús, el de “Aceptar”, “Atrás” y por último, con una textura y tacto diferente, el de iniciar/pausar actividad y el de marcar una vuelta.

Hago mención al tacto de los botones porque, en mi opinión, el tacto de los que están colocados en el marco derecho e izquierdo es muy mejorable. Son duros, con tacto gomoso y el propio botón apenas tiene recorrido, eso provoca que, con los guantes puestos, la mayoría de ocasiones no sé si he pulsado el botón o no, o he hecho una doble pulsación.

La construcción general del Garmin Edge 520 es buena. Como decía, es compacto, acabado en plástico en su totalidad y con certificación IPX7, que significa que no tendremos problemas si nos pilla la lluvia, nieve o si se nos cae a un charco de máximo 1 metro de profundidad durante 30 minutos.

actividad-egde-520-garmin

Funcionamiento y personalización

Si has utilizado con anterioridad un Edge, el funcionamiento te resultará familiar. Si no es el caso, la única confusión que tendrás con los botones quedará resuelta cuando lleves 3 minutos de uso.

La pantalla principal no puede ser más sencilla, en la parte central entramos el perfil de actividad que está seleccionado en ese momento. Por ejemplo, puedes crear un perfil para las actividades con la bici de carretera (en las que te gusta ver unos datos concretos en pantalla), otro para las de MTB (con otros datos), otro para las sesiones de rodillo en casa, otro para los días de carreras…

perfil-actividad-garmin-edge-520

Si nos desplazamos hacia arriba está lo que yo llamo el “panel de ajustes rápidos“, aunque en realizad tiene el nombre de Estado. Básicamente es una pantalla en la que podemos acceder rápidamente a ajustes de brillo, la configuración del GPS (para desactivarlo por completo, o activar el GPS+GLONASS para obtener mayor precisión a costa de consumir un pelín más de batería), también se accede directamente a los sensores conectados – potenciómetro, cadencia, velocidad, banda de frecuencia cardíaca, rodillo ANT+, radares Varia, una cámara Garmin Virb, la báscula, un grupo Shimano Di2… – y por último conectar/desconectar el Bluetooth desde el que se conecta al smartphone.

Es decir, en el Garmin Edge 520 encontramos conectividad ANT+ para establecer comunicación con los distintos sensores, y por otra parte Bluetooth para conectar y sincronizar el smartphone, ya sea para pasar las actividades nuevas a Connect, sincronizar entrenamientos personalizados, o recibir notificaciones (llamadas y mensajes SMS durante) en la pantalla del Edge. Al igual que con otros Garmin, no podemos conectar con sensores Bluetooth, y aquí no tenemos conectividad WiFi, aunque yo no la he echado en falta.

Garmin Edge 520_ajustes

Por último, si desde la pantalla principal nos desplazamos hacia abajo entramos en los menús internos, con acceso al historial de actividades pudiendo ver todos sus detalles, lo referente a nuestros entrenamientos, estadísticas y finalmente a la configuración general.

No me voy a detener opción por opción, básicamente porque hay “mil” menús y no sirve de mucho enumerarlos todos, para eso puedes consultar el manual de usuario del Edge 520. Me centraré en puntos concretos, como la deseada integración con Strava, la posibilidad de meter entrenamientos personalizados o la creación y edición de perfiles de actividad.

Los segmentos de Strava en Garmin Edge

strava garmin connect 520

Garmin y Strava han establecido una gran relación en los últimos años, tan buena que a muchos no les extrañó mi inocentada de Garmin compra Strava. El Edge 520 fue un paso más en esa relación: se convirtió en el primer dispositivo en integrar Strava y sus queridos segmentos, aunque más tarde esta función también ha llegado al Edge 510, 810 y 1000.

¿Qué significa que Strava esté integrado en el Garmin Edge 520? Pues que podremos almacenar en el dispositivo segmentos de Strava ubicados en nuestra zona, de manera que cuando vayamos entrenando y nos acerquemos a uno, el Edge nos avisará, mostrando cuánto queda para llegar al inicio, el tiempo a batir, cómo de lejos estamos del KOM y más.

segmentos strava en garmin edge 520

Sí, como te estás imaginando, el pique es BRUTAL. Si ya de normal solemos “apretarnos” cuando sabemos que estamos pasando por un segmento, imagina que el Edge te muestre en tiempo real los segundos por detrás (o por delante) del líder.

Aquí hay que aclarar que los segmentos no son en riguroso directo, es decir, la información de los tramos y los tiempos está almacenada en el Garmin Edge y se actualiza cada vez que lo sincronizas con el smartphone a través de la aplicación de Garmin Connect, o con el ordenador y Garmin Express. Por tanto, si han pasado varios días desde que lo sincronizaste y se trata de un segmento muy transitado, es probable que los tiempos no sean los actuales (y lo que es peor, que pienses que has robado un KOM y luego resulte que había un tiempo mejor).

¿Cómo se meten los segmentos de Strava en el Garmin Edge?

La mala noticia: necesitas ser usuario Premium de Strava. Con el Garmin Edge 520 tendrás 1 mes gratis de Strava Premium (en algunos sitios he leído 3, pero a mi me indicaba uno), así que al menos podrás probarlo para ver si realmente te merece la pena pagar.

montaje garmin edge

Ser Premium en Strava no sólo te permite usar la integración con el Edge, también incluye más estadísticas y análisis de datos en la web, objetivos y algún beneficio más que puedes encontrar en su web. El precio son 5,49€/mes o 54,99€/año, una cantidad que no todo el mundo está dispuesto a gastar, pero al final no es tanto si se es un usuario intensivo (por ejemplo, con 150 actividades al año, serían poco más de 30 céntimos cada una).

En cualquier caso, personalmente no me parece bien que se requiera una cuenta Premium para usar la integración de segmentos en el Garmin Edge 520, o al menos, debería estar incluido 1 o 2 años de servicio, y no solo unos meses.

En fin, una vez que eres Premium y al sincroniza el Garmin, algunos segmentos populares en tu zona se añadirán directamente, ya sea porque sueles pasar por ellos o porque tienen bastante actividad. Esto es un poco aleatorio, así que lo mejor es meter los que a ti te interesan y se hace simplemente marcándolos como favoritos pulsando sobre su estrella en Strava. Cuando se sincronicen, listo, ya te aparecerán en el submenú de entrenamiento (allí puedes gestionar o eliminarlos si quieres).

review-garmin-edge-520

Crear entrenamientos personalizados para el Garmin Edge

Al igual que ocurre con los Forerunner para corredores, el Garmin Edge 520 y sus hermanos, también hacen la función de “entrenador” si nosotros le metemos previamente el entrenamiento que nos toca.

Se hace exactamente igual que en los Forerunner, es decir, a través de la web de Garmin Connect, pudiendo crear sesiones más o menos complejas y basadas en determinados parámetros, ya sean ritmos, velocidades, frecuencia cardíaca, vatios… Aquí tienes todos los detalles para crear entrenamientos personalizados en Garmin Connect.

Los perfiles personalizados de actividad

zonas-entreno-garmin-edge

Un poco más arriba comentaba que se podemos crear distintos perfiles de actividad. Básicamente podemos crear diferentes configuraciones dependiendo del entrenamiento que vayamos a hacer ese día, porque no es lo mismo salir con la MTB, que con la de carretera, que con la cabra, que hacer rodillo delante de la tele. En cada momento queremos tener distinta información delante de nuestros ojos.

En total, para cada perfil, podemos meter un máximo de 5 pantallas de datos, con hasta 10 campos cada una. La lista de campos de datos disponible es una auténtica locura, hay decenas y decenas de parámetros de todo tipo referentes a distancias, velocidades, altura, frecuencia cardíaca, tiempos, potencia… en serio, hay muchos, MUCHOS.

Esas pantallas de datos se complementan con otras “páginas” como la pantalla de mapa, el perfil de altura, el Virtual Partner, la brújula o pantallas de datos especificas si utilizamos accesorios como los radares de tráfico Garmin Varia.

En general, durante estas semanas con el Garmin Edge 520, su funcionamiento ha sido fenomenal, se mueve muy bien y es fluido, obviamente no al nivel de un smartphone actual, pero los tiempos de carga y pasos entre menús y opciones son muy bajos, aunque a veces “rasca” un poco, pero en ocasiones contadas.

Garmin-Edge-520_mapas

Además, el tiempo de inicio y de conexión con sensores y satélites es muy rápido, vamos, en lo que tardas en colocarte el casco lo tienes preparado para funcionar.

Eso sí, tema aparte es el de los mapas. Si buscas un ciclocomputador que te sirva como navegador GPS, el Edge 520 no es lo tuyo. Los mapas incluidos no sirven para nada, no hay información, en mi zona no salen ni las carreteras y eso no sirve de nada. Por suerte puedes meter mapas nuevos, el crack de Ray Maker lo explica con todo detalle.

Eso sí, tampoco te emociones metiendo mapas nuevos que el Garmin Edge 520 no tiene posibilidad de ampliar memoria mediante tarjeta microSD.

Los accesorios: sensor de cadencia y velocidadgarmin-sensores-ant

El Garmin Edge 520 se vende por separado (es decir, únicamente el ciclocomputador con los montajes para la potencia o el manillar), pero también en pack con el monitor de frecuencia cardíaca y los sensores de cadencia y velocidad.

Aquí he grabado cómo se instalan estos sensores en la bicicleta:

Todo se conecta por ANT+ de una manera más que sencilla. En el caso del sensor de cadencia, se coloca en la parte interior de la biela izquierda con las gomas incluidas y basta con “buscar” el sensor desde el Edge y dar un par de vueltas a la biela para activarlo y que se emparejen.

sensor-cadencia-garmin

En el caso del sensor de velocidad Garmin, tiene una funda de goma universal que se estira muchísimo y lo colamos rodeando el buje de la rueda trasera. El mismo procedimiento, giramos para que se active el sensor interno y buscamos en el Edge. Listo. Tanto los datos de cadencia, como el de velocidad y distancia, se combinarán con los registrados por el GPS del Edge en el archivo de la actividad y los veremos en Garmin Connect web y en las aplicaciones móviles. Si tienes entrenas por vatios y tienes un medidor de potencia ANT+, mismo sistema.

sensor-velocidad-garmin-instalar

Batería del Garmin Edge 520

Oficialmente el Garmin Edge 520 se anuncia con una batería de hasta 15 horas, pero si la gestionas bien puede durante unas horas más. Es decir, la base es esa, pero se puede exprimir si cuidas ajustes como el brillo, el modo de registro de datos GPS (con GPS+GLONASS ganas precisión, pero con un gasto de batería un pelín superior), el número de sensores conectados, si el Bluetooth está encendido y conectado al smartphone, si recibes muchas notificaciones…

Dudo que alguno de nosotros se vaya a tirar 15 horas dando pedales, así que os voy a contar la experiencia de uso real. A una media de una 1:30 o 2 horas por salida, el Edge 520 aguanta como un campeón 6-7-8 salidas, tirando por lo bajo. Claro, aquí entra en juego todo lo mencionado en el párrafo superior.

bateria-garmin-edge-520

De todos modos, yo soy un poco obseso de la batería y me entra algo así como nervio si veo que baja del 30% (me ocurre igual con relojes, móviles, portátil… jajaja), así que antes de agotarla siempre pasa por el cargador.

Punto importante y que me gusta MUCHO: el puerto de carga es un microUSB, como el que usamos en smartphones y otros cacharros, así nos olvidamos de tener que llevar un cable propietario como ocurre en muchos otros dispositivos. El puerto viene protegido por una tapa de goma para asegurar que no hay problemas con el agua.

Conclusión del análisis del Garmin Edge 520 y opinión

Si has bajado hasta aquí directamente repito lo que dije al principio: mi opinión sobre el Garmin Edge 520 es que es uno de los mejores ciclocomputadores GPS que se pueden encontrar hoy en día, con luces y sombras, pero que en líneas generales cumple y muy bien.

Entre esas sombras está esa memoria limitada para mapas sin posibilidad de expansión, o la nula navegación, o el tacto de los botones, pero es que el resto lo hace de fábula y todo en un cuerpo realmente pequeño. El Edge 520 para nada es un ciclocomputador de gama media, es mucho más.

opinion-edge-520-garmin

Hay que reconocer que Garmin ha hecho muy buen trabajo con este aparato, y además lo ha seguido mejorando con el paso de los meses a base de actualizaciones de software, entre las que se ha añadido, por ejemplo, el soporte de Connect IQ. De esta manera la comunidad de desarrolladores y compañías de hardware podrán crear nuevas aplicaciones, campos de datos y añadir compatibilidad con nuevos accesorios, aunque de momento está un poco verde.

Dónde comprar el Garmin Edge 520

Si estabas buscando algo como el Garmin Edge 520 y esta prueba ha acabado por convencerte, puedes comprarlo en Amazon desde los siguientes enlaces, a ti te costará lo mismo pero el blog se lleva una pequeña comisión por la venta. Cualquier ayuda se agradece.

El Garmin Edge 520 se vende en dos versiones, sólo el Edge y en pack con sensores:

Oferta
Garmin Edge 520 - Ciclocomputador con GPS...
68 Opiniones
Oferta
Garmin Edge 520 Pack - Ciclocomputador con GPS,...
133 Opiniones

Puedes encontrar más artículos sobre dispositivos Garmin aquí.