El reflejo miotático o reflejo de estiramiento es una “respuesta automática” de un músculo frente a un estímulo. Los reflejos en general están presentes en todos los individuos, aunque destacan más si cabe en los recién nacidos, ya que estos presentan algunos reflejos arcaicos que van perdiéndose a medida que crecen y desarrollan más su capacidad cerebral.

Entre estos reflejos de recién nacido destacan el reflejo de prensión (si tocamos la palma de la mano de un recién nacido, nos aprieta el dedo de forma refleja), el reflejo de moro (si “dejamos caer” a un recién nacido hacia atrás, abrirá los brazos para cogerse de forma refleja), o el reflejo de succión (si ponemos algo en la boca de un recién nacido, empezará a succionar instintivamente). Hay muchos más, y suelen desaparecer antes de cumplir un año.

Hoy nos centraremos en qué es exactamente el reflejo miotático, qué variantes existen, y por qué es importante en la carrera a pie.

¿Qué es el reflejo miotático o de estiramiento?

Esencialmente, el reflejo miotático es la respuesta que produce el cuerpo frente al estiramiento de un músculo. Normalmente dicho reflejo se produce tras golpear un tendón con un martillo (destacando, por ejemplo, el reflejo rotuliano). Dicho estímulo, el golpe, provocará una contracción muscular automática.

Existen muchos otros músculos con reflejos conocidos, como el bíceps y el tríceps o el músculo supinador en los brazos, y el reflejo aquíleo junto al reflejo rotuliano en las piernas. Estos reflejos, por su intensidad, denotan si existen o no lesiones musculares o incluso neuronales: un exceso de reflejo (hiperreflexia) o una disminución del reflejo (hiporreflexia) avisaría de que algo no va bien.

que es el reflejo miotático

El huso muscular

Los encargados de registrar que existe una correcta tensión y flexibilidad muscular son los denominados “husos musculares“, unas zonas de control muscular cargadas de receptores que informan a la médula espinal. El objetivo de los husos musculares, y del reflejo miotático en general, es proteger al músculo de un exceso de tensión. Es un mecanismo de defensa que evitará lesiones ante presiones bruscas o excesivas.

Cuando se entrena flexibilidad, mediante los estiramientos, es conveniente evitar balanceos o rebotes que puedan provocar una contracción del reflejo miotático (algo que irá en contra de la flexibilidad buscada). Con el tiempo, al ganar flexibilidad y por tanto longitud de los husos musculares, el reflejo miotático perderá señalización, lo que dará lugar a una ganancia de estiramiento, y posiblemente a un aumento de las lesiones según las últimas evidencias.

Reflejo miotático inverso

Por otro lado, tenemos el reflejo miotático inverso, el cual se produce gracias a los husos tendinosos. En este caso, los husos tendinosos se activan en la contracción muscular activa o pasiva (en lugar de activarse durante el estiramiento). Cuando la tensión muscular alcanza un nivel crítico, se produce el reflejo miotático inverso, el cual provocará una relajación muscular automática para evitar lesiones.

Un claro ejemplo del reflejo miotático inverso se produce cuando desarrollamos una tensión muscular excesiva (por ejemplo, levantando pesas). En esta situación, este reflejo protegerá al músculo, sus tendones y sus inserciones provocando la relajación con el fin de evitar desgarros o roturas.

Por qué es importante el reflejo miotático en la carrera

El reflejo miotático forma parte de un gran sistema de propiocepción corporal, un sistema nervioso que se encarga de dar sentido a la posición del cuerpo, a su postura y al control motor del mismo.

Existen en este caso dos tipos de reflejos, el reflejo dinámico (en respuesta a un estiramiento brusco) y el reflejo estático (producido en estiramientos lentos o contracciones sostenidas).

Tipos de reflejo: dinámico y estático

Para un corredor, la importancia del reflejo miotático reside en el hecho de que los estiramientos estáticos implican mover una articulación hasta el final de su rango de movimiento durante 15-30 segundos. Se trataría de un reflejo estático en este caso, y durante mucho tiempo ha sido un componente esencial en el calentamiento previo a una carrera. Hoy en día, gracias a los diferentes estudios, sabemos que este tipo de estiramientos estáticos lejos de ayudar a mejorar la carrera podrían incluso ser un inconveniente.

Por un lado, un estudio publicado en 2006 en el Journal of Sports Medicine and Physical Fitness afirmó que un estiramiento de entre 15-30 segundos por grupo muscular no afecta a la fuerza a corto plazo.

eneko-llanos-arenales-2016-elche

¿Son los estiramientos estáticos malos antes de correr?

Por su parte, otros estudios afirman que un estiramiento estático previo a la carrera reduciría la altura alcanzada en un salto vertical, lo cual sugeriría que el estiramiento estático tiene efectos negativos en la fuerza explosiva. De hecho, algunos trabajos han llegado a concluir que los estiramientos estáticos pueden producir una pérdida de hasta el 11,7% de contracción muscular máxima voluntaria en cuádriceps e isquiotibiales.

Finalmente, algunos trabajos como el que se publicó en el Journal of Sports Sciences en 2005 afirman que los estiramientos estáticos alargarían el tiempo necesario para realizar un sprint de 20 metros, lo cual de nuevo sugeriría que estos estiramientos tienen efectos negativos en cuanto al rendimiento y la potencia se refiere.

Estiramiento de grupos musculares

Como podemos observar, según los hallazgos y la evidencia de la que disponemos en la actualidad, es importante conocer qué es y para qué sirven tanto el reflejo miotático como el reflejo miotático inverso. Asimismo, y teniendo en cuenta el tiempo de estiramientos que es capaz de realizar nuestro organismo (o nuestros músculos, en este caso), debemos saber que no es conveniente la realización de estiramientos estáticos como se creía hasta ahora.

No es ni necesario ni beneficioso estirar diversos grupos musculares previamente a un entrenamiento o carrera, sino todo lo contrario, pues es posible que lo que estemos consiguiendo con esto es “adormecer” al reflejo miotático y aumentar así el riesgo de lesiones.

Referencias:

Duration of stretch does not influence the degree of force loss following static stretching – Brandenburg JP (2006)

Does pre-exercise static stretching inhibit maximal muscular performance? – L. Simic, N. Sarabon, G. Markovic (2012)

Acute effects of passive muscle stretching on sprint performance – Arnold G Nelson , Nicole M Driscoll (2004)

DEJAR UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí

Los datos de este formulario solo se utilizan para gestionar tus comentarios. Tu privacidad es fundamental para nosotros y en todo momento tienes derecho a acceder, modificar o suprimir tus datos.

Si marcas la casilla para recibir las novedades de Palabra de Runner en tu email, los datos se guardarán en MailChimp (proveedor de Palabraderunner.com), que está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, por lo que cumple todas las leyes. Por supuesto, en cada email habrá un enlace para darte de baja si así lo deseas. En nuestra Política de Privacidad puedes encontrar todos los detalles.