Mujer rompe el récord de distancia corriendo sin dormir: 500 kilómetros en 86 horas

Kim Allan es una mujer 47 años, madre de 4 hijos, que el pasado mes de diciembre batió el récord de máxima distancia corriendo sin dormir, nada menos que 311 millas (500 kilómetros) tras completar 332 vueltas a un circuito en Auckland. Consiguió el récord unas cuantas millas antes pero su equipo de asistencia no quiso avisarle hasta que cubriese la distancia equivalente a 12 maratones.

Durante la prueba, cuando llevaba poco más de 40 millas (unas 7 horas de carrera), Allan aseguró a un periodista que trataba de entrevistarla que correr largas distancias no era su pasión, menos mal! Tuvo que soportar largos dolores de estómago e incluso tuvieron que cortar la parte superior de sus zapatillas para aliviar las ampollas. Tras 86 horas, 11 minutos y 9 segundos, completó los 500 kilómetros y paro de correr, exhausta.

kim allan record 500

La señora Allan, es una madre soltera que comenzó a correr hace 4 años y ya intentó superar este récord el pasado año, pero no lo consiguió debido a las alucinaciones que sufrió y a la pérdida de todas las uñas de los pies. Hizo 234 millas en 85 horas, pero no fue suficiente para quitarle el récord a Pam Reed, quien en 2005 hizo 302 millas en algo más de 80 horas.

kim allan record distancia sin dormir 2

Durante los 500 kilómetros, que comenzaron el jueves 19 de diciembre, hasta el domingo 22, estuvo acompañada por su equipo de asistencia y más gente apoyándola, ya que la prueba iba destinada a la recaudación de fondos para la asociación New Zealand Spinal Trust, que ayuda a personas con lesiones de médula espinal.

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside"

3 COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí