Ya puedes pasar automáticamente todos tus entrenamientos con relojes Polar a la plataforma Nike+ Run Club con la nueva integración en Polar Flow.

Correr es algo social, por eso es habitual que prácticamente todos los corredores utilicen plataformas para compartir sus entrenamientos y ver los del resto de amigos y conocidos deportistas. Son plataformas como Strava, Runtastic o Endomondo, entre otras, y por ello es casi fundamental que los fabricantes de relojes GPS y pulsómetros deportivos sean compatibles con esos servicios.

En esta ocasión llega una nueva integración a Polar Flow, la plataforma de Polar con la que se sincronizan todos las actividades de sus dispositivos y también desde donde se crean entrenamientos personalizados. Ahora Polar Flow se puede conectar con Nike+ Run Club para que todos esos entrenamientos se pasen automáticamente.

Cómo conectar Polar Flow con Nike+

La conexión es muy sencilla, simplemente tenemos que iniciar sesión en nuestra cuenta de Polar Flow y entrar en el apartado de Ajustes.

ajustes-polar-flow

Ahí aparecerá la sección de ‘Servicios conectados‘ y en la lista vemos plataformas conocidas como Strava (tutorial para conectar Polar Flow con Strava), Training Peaks, MyFitnessPal o la red social Facebook para compartir los entrenamientos. Ahora Nike+ se une también a esa lista.

sincronizar Polar Flow con Nike

Al pulsar en el botón Conectar nos pedirá acceso a nuestra cuenta de Nike+ y tendremos que iniciar sesión. Nos avisan de que Nike+ podrá acceder a nuestros datos de entrenamiento, perfil y demás información. Obviamente esto es imprescindible. Aceptamos y listo.

polar-flow-con-nike

Desde ese momento cualquier entrenamiento sincronizado desde un reloj o ciclocomputador Polar aparecerá también en la web de Nike+, pero solo las de que estén especificadas como running se verán en la aplicación de Nike+Run Club (NRC+). Dicha aplicación está disponible para iOS y Android.

Por supuesto esta integración está dedicada a seguir reforzando la línea de relojes para correr de Polar, ya que modelos como el Polar M400, el nuevo M430 o el básico M200 (con un sensor óptico muy bueno) son productos claves en el catálogo de la marca y saben que muchos de sus usuarios no quieren renunciar a las plataformas que ya usan al cambiar de reloj o comprar uno nuevo.

DEJAR UNA RESPUESTA