Correr es algo más

¿Los auriculares tradicionales no son lo tuyo? Pues echa un vistazo a estos AfterShokz Bluez 2S, unos auriculares por conducción ósea que nos permiten escuchar música sin aislarnos del exterior.

Es probable que hayas pensado “¿conducción qué?“. Conducción ósea, o lo que es lo mismo, conducción a través del hueso. Es decir, el sonido se transmite hasta el oído interno gracias a las vibraciones de los huesos y los tejidos. Para que te hagas una idea, es lo mismo que utilizan las famosas gafas Google Glass, por poner un caso conocido.

analisis AfterShokz Bluez 2S_003

No es habitual ver auriculares de este tipo, pero los AfterShokz Bluez 2S son comercializados por la empresa Azimut Outdoor en España y he estado probándolos durante las últimas semanas. Aquí os dejo mis impresiones y opinión, en texto y vídeo:

Análisis en vídeo

Características AfterShokz Bluez 2S

Son unos auriculares Bluetooth (3.0), es decir, totalmente inalámbricos (salvo cuando toca pasar por el cargador, claro) que se pueden emparejar fácilmente con prácticamente cualquier smartphone del mercado (o tablets o con el ordenador, o con cualquier cacharro que emita sonido y tenga Bluetooth).

Dicho emparejamiento es bastante sencillo, simplemente mantenemos el botón de encendido durante unos segundos hasta que se ponen en modo “Pairing” y ya nos aparecen en la pantalla del teléfono. Esto sólo hay que hacerlo una vez, las siguientes ya es automático.

AfterShokz Bluez 2S_006

Aquí tenéis las especificaciones generales de los auriculares AfterShokz Bluez 2S:

  • Tecnología de audio por conducción ósea.
  • Doble micrófono de cancelación de ruido.
  • Batería de hasta 6 horas combinando música y llamadas.
  • Unos 10 días en standby.
  • Se cargan por microUSB (el mismo que seguramente usas para el teléfono) en 2 horas aproximadamente.
  • Conexión Bluetooth 3.0.
  • Rango de frecuencia: 20Hz~20KHz
  • 41 gramos de peso.
  • Certificación IP55 (resistencia al sudor y salpicaduras).

Auriculares de conducción ósea

AfterShokz Bluez 2S_007

Pero la gran pregunta es, ¿cuál es la sensación que se tiene al escuchar música con este tipo de auriculares? Pues debo reconocer que al principio es muy extraño, porque literalmente no tienes nada en el conducto auditivo, nada presionando el oído, y sin embargo todo se oye con muchísima claridad, como si el sonido viniese del entorno, sólo que completamente orientado a ti.

Las almohadillas se colocan en la parte delantera de los oídos, en la zona superior de los pómulos y listo, no hay que hacer nada. Como he dicho la conducción ósea consiste en vibraciones, pero eso no quiere decir que te vaya a vibrar la cara. No se nota absolutamente nada (quizá un poquito cuando el volumen es muy alto) y la gente del exterior no oye nada siempre que se mantengan volúmenes normales.

Los controles de la reproducción y encendido están en la patilla izquierda, se puede cambiar el volumen, pasar canciones, responder llamadas y colgar, aunque hay que acostumbrarse a la posición de los botones porque no están la zona más cómoda y si llevas gafas lo dificulta un poco más.

review AfterShokz Bluez 2S_004

Pueden parecer un poco aparatosos, pero como el peso recae en la parte delantera no se mueven durante el ejercicio ni en el día a día con los movimientos de cabeza habituales. Pensaba que iba a tener molestias llevándolos con las gafas de vista o de sol, pero sin problema, siempre que la patilla de la gafa no sea exageradamente grande (que en ese caso rozará un poco, tampoco nada preocupante). Por si te faltase un pelín de ajuste en la caja también se incluye una especie de tira de goma que se coloca en el arco trasero, yo no la he estado utilizando y no tengo la cabeza precisamente grande.

La gran utilidad de este tipo de auriculares

AfterShokz Bluez 2S_005

La cuestión es, ¿por qué escoger unos auriculares de este tipo con respecto a los tradicionales? Personalmente me llevo bien con los auriculares in-ear, ni me molestan ni se me caen, pero conozco a gente que no los soporta, bien porque no consiguen un buen ajuste o porque acaban molestias en el oído tras poco tiempo.

Ahí tenéis el primer caso en el que unos auriculares por conducción ósea tienen sentido. Pero sin duda yo destacaría que con ellos no te aíslas del entorno, sigues escuchando todo lo que te rodea al mismo tiempo que escuchas la música. Es un punto a tener en cuenta porque siempre hay que ser conscientes de lo que tenemos alrededor, sobre todo en ciudad con tráfico y demás. También es una gran opción si te gusta llevar música en carreras pero no quieres perderte el ambiente y los ánimos del público.

auriculares AfterShokz Bluez 2S_002

Por último, destacaría su utilidad para ciclistas y es que casi donde más interesantes me resultan, porque de nuevo, no nos aíslan del tráfico (cuidado con esto, por favor), son ligeros, se llevan sin problemas con el casco puesto (quizá con uno totalmente aero sí haya molestias, pero tampoco suele ser frecuente entrenar con ellos).

¿Y el precio? Pues no son auriculares baratos, como ya estabas imaginando, pero tampoco tienen un precio desorbitado. El precio oficial de los AfterShokz Bluez 2S son 109,99€ pero se pueden encontrar desde 79,99€ en Amazon y están disponibles en cuatro colores: verde metálico, rojo, neón (el que de las fotos) y negro para los que buscan algo más discreto.