Análisis de los auriculares SoundPeats Q11 y M20

auriculares SoundPeats Q11-M20
Correr es algo más

Vamos a dar un repaso a dos pares de auriculares más, por un lado los SoundPeats Q11, indicados para hacer deporte porque su principal virtud está en el modo de ajuste a la oreja y disponen de conectividad Bluetooth.

Por otra parte le daré un repaso a los SoundPeats M20, un modelo que, a diferencia del anterior, no es Bluetooth, así que está ideado para aquellos que no quieran estar pendientes de la batería, pero eso sí, sin ajuste dedicado para el oído, así que son más delicados para mantenerse enganchados.

auriculares SoundPeats Q11-M20

Análisis y opinión de los SoundPeats Q11

Hace unas semanas escribí sobre los Q9A y, por su forma de enganche a la oreja, es inevitable compararlos con los Q11. Se trata de unos auriculares in-ear cuyo diseño permite rodear la oreja por la parte interior.

Es decir, esa especie de “gancho” evita que los auriculares se muevan continuamente con los movimientos de la cabeza. Ojo, no es una pieza que apriete, al contrario, el gancho es flexible y podemos forzar su forma para ajustarlo mejor.

SoundPeats Q11-4

Los SoundPeats Q11 son auriculares Bluetooth, es decir, inalámbricos, utilizan BT 4.1 así que son compatibles con prácticamente cualquier smartphone de hoy en día, y también sirven para utilizarlos con el ordenador o cualquier otro cacharro con conectividad Bluetooth (por ejemplo un reproductor avanzado).

Se recargan por MicroUSB (viene protegido por una tapa de goma para evitar que entre la humedad) y la batería tiene una batería de unas 5 horas, aunque probándolos de manera continuada en el PC he llegado a superar esa cifra.

SoundPeats Q11-7

En cuanto al diseño sí hay claras diferencias entre los SoundPeats Q11 y los Q9A. Son menos voluminosos y los botones de control pasan a estar en el propio cable que rodea la cabeza. Tiene 3 botones: control de volumen y control de reproducción, que también nos sirve para pasar entre canciones o coger una llamada.

La calidad del sonido es bastante buena, se escucha muy claro y, dado que en mi caso son para hacer ejercicio, son más que suficientes y por encima de la media. Sobre el papel no tienen ningún tipo de certificación IP, pero no hay problemas con el sudor, eso sí, tampoco los metáis bajo el grifo del agua. Eso sí, su precio es más elevado, teóricamente superan los 100€, pero la realidad es que siempre se encuentran sobre unos 35-39€ y vienen con un estuche para guardarlos con las gomas de distintos tamaños y el cable de carga.

Análisis y opinión de los auriculares SoundPeats M20

Por otro lado, estos son los SoundPeats M20 que, a diferencia de los anteriores, son cableados, por lo que se conectan con el clásico jack de 3.5 milímetros a cualquier dispositivo.

SoundPeats M20-1

Los M20 son unos auriculares bastante sencillos, una buena opción para el día a día, para el gimnasio o, si los in-ear te ajustan bien, también para hacer ejercicio. Digo esto porque en este caso no hay ningún tipo de sujeción para la oreja, ni ganchos, ni piezas para la parte interna. Así que si vas a comprarlos para correr o para cualquier actividad asegúrate de que en general los in-ear te ajustan muy bien, porque si no es seguro que se te caerán.

SoundPeats M20-2

Vienen con tres tamaños de almohadillas diferentes y su cable es plano para evitar los enredos (aunque sabemos que sabemos que siempre vamos acabar con un nudo inhumano al sacarlos de la mochila). Como van por cable directo, nos olvidamos de recargar batería y demás historias.

El control de volumen y de la reproducción lo tendremos que hacer desde el propio teléfono o MP3, aunque los SoundPeats M20 sí tienes un botón físico en el propio cable para pausar/reproducir y colgar/descolgar llamadas, ya que también tienen un micrófono integrado para hablar.

En este caso, son auriculares muy asequibles para el día a día: cuestan solo 9,99€ en el color negro, si prefieres algo más colorido, entonces suben un pelin hasta 12,99€.