Correr es algo más

Tras unos meses rodando con las Adidas Ultra Boost 2016, toca contar mis impresiones y si realmente Adidas ha conseguido mejorar aquellos puntos en los que flaqueaba el modelo original, que recordemos se promocionaba como “la mejor zapatilla de running de la historia”.

Como siempre, ese tipo de afirmaciones hay que tomarlas con cautela. Es MUY complicado afirmar que una zapatilla, la que sea, es la mejor de la historia. La Ultra Boost original era una muy buena zapatilla, pero tenía puntos muy flacos que se acentuaban si mirábamos el precio.

Así, en este análisis de las Adidas Ultra Boost 2016 (en realidad no incluyen el año en su nombre, pero yo las llamo así para diferenciarlas de las originales), veremos los cambios que la marca ha introducido y que llegan directamente para corregir esos puntos débiles.

Adidas Ultra Boost 2016 opinion

Opinión de las Adidas Ultra Boost 2016

A simple vista, para aquellos que no están tan al tanto del mercado de zapatillas ni se fijen en los detalles, muchos podrían decir que estas Ultra Boost son calcadas a las del año pasado, salvo las combinaciones de colores. Lo cierto es que comparten prácticamente todo el diseño entre ellas y, como digo, a simple vista sería complicado ver las diferencias. Sin embargo existen, y son la clave de su mejora.

Adidas Ultra Boost 2016 zona delantera

Para introducir brevemente a las Adidas Ultra Boost 2016 se podrían definir como unas zapatillas para corredores neutros con una gran amortiguación y que ofrecen una enorme comodidad (ojo, depende del pie, como ahora explicaré) y un muy buen ajuste.

Primeknit en prácticamente todo el upper

Una de las claves de ese ajuste es Primeknit, así es como se llama el tejido de Adidas y que es formado por una serie de fibras entrelazadas que se ajustan muy bien al pie, pero que también dan una cierta libertad de movimiento.

Adidas Ultra Boost 2016-5

Ha sido ligeramente rediseñado con respecto al año anterior. Según Adidas puede expandirse hasta 10 milímetros durante la carrera. Obviamente esto es difícil de medir pero en mi opinión sigue ajustándose tan bien como en las Ultra Boost originales. La sensación es la de un calcetín, nada más y nada menos.

Eso sí, cuidado con el tallaje. Si tienes un pie ancho, es posible que notes demasiada presión de la malla Primeknit. En mi caso, en las Ultra Boost 2015 llevaba un 10 USA (equivalente a un 44 europeo) y, pese a que no las llevaba incómodas, en ocasiones sí tenía la sensación de llevar el pie demasiado encerrado. Para las Adidas Ultra Boost 2016 opté por un 10,5 USA (equivalente a un 44 2/3) y mucho mejor.

Adidas Ultra Boost 2016 mediasuela talon

En cualquier caso, como digo, mejor probarlas en tienda para comprobar que se ajustan bien al pie. No son unas zapatillas calurosas, a simple vista puede dar la sensación de que el Primeknit es demasiado grueso pero yo al menos no notado problemas de temperatura ni pies demasiado calientes. Eso sí, el material empapa mucho y, en concreto mi modelo en color blanco acabó de cualquier color menos blanco tras un día de lluvia y muchos charcos (quedaron como nuevas tras una limpieza).

Se mantiene también ese “esqueleto” de tiras plásticas que forman el logo de Adidas y que abrazan la zona media del pie. Esto sirve para dar el último ajuste, cuidado con apretar demasiado que el Primeknit hace su trabajo.

Mediasuela con Boost, cómo no

Adidas Ultra Boost 2016 mediasuela drop

No sé como pero he conseguido llegar hasta aquí sin mencionar al Boost (obviamente sin contar las veces que he escrito Ultra Boost). Ya casi podemos considerarlo un “viejo conocido”. Adidas hizo una apuesta por este material y le ha salido bien, no hay más que todo su catálogo de zapatillas, hasta en trail, han ido convirtiéndose a la religión Boost.

Pocos cambios he encontrado aquí con respecto a las originales. La mediasuela es puro Boost, con un drop de 10 milímetros y que da una enorme sensación de amortiguación, es muy blandita, pero también tiene ese característico efecto rebote.

Adidas Ultra Boost 2016-mediasuela amortiguacion

Los corredores más pesados verán en ella una buena compañera de entrenamiento para meter kilómetros a saco, pero ojo, que si tienes piernas y les pides ir rápido, responden sin problema. Se mantiene también el Torsion System (que vemos al mirar la zapa por la suela), una pieza de TPU que, aunque no se vea, tiene una forma de “X” y que da cierta estabilidad (también vemos asomar la pestaña gris por la parte interna/lateral del talón), pero eso no significa que sean unas zapatillas con control de estabilidad, para eso están las Ultra Boost ST.

La suela: GRACIAS Continental

Oh, sí. Seguro que estabas esperando este apartado, incluso es probable que hayas bajado directamente hasta aquí. Hablemos de la suela.

Adidas Ultra Boost 2016-continental

Si hubo un punto negativo en las UltraBoost originales, ese fue la suela. Por alguna razón Adidas decidió no meter caucho Continental en su modelo estrella, y lo pagó caro. La suela volaba, en el sentido de que su desgaste era muy muy rápido.

Por suerte han corregido, las Adidas Ultra Boost 2016 llevan suela con goma Continental (sí, el fabricante que todos conocemos por los neumáticos) y este es, en mi opinión, el principal cambio por el que estas zapatillas merecen mucho más la pena.

Se mantiene el característico diseño de la suela Stretch Web (una especie de “red” que nos deja ver el Boost en sus huecos), pero este año sí: la durabilidad es mucho mayor y su agarre muy bueno. El año pasado el caucho estaba acabado con “puntitos”, lo que también hacia que la sensación de desgaste fuese mayor; pero el modelo Continental son tacos planos.

Adidas Ultra Boost 2016-torsion system

La otra gran queja era el agarre en mojado y eso también se ha corregido con esta nueva suela. Asfalto empapado, aceras mojadas… no he tenido quejas en ese tipo de superficies. Obviamente no te digo que si entras a toda leche en una curva mojada y pisas pintura estés totalmente seguro, el resbalón puede ocurrir con cualquiera.

Peso, precio y opinión de las Adidas Ultra Boost 2016

Con un peso que supera fácilmente los 300 gramos (más si nos vamos a tallas altas), las Adidas Ultra Boost 2016 no son unas zapatillas para nada ligeras, pero tampoco pretenden serlo.

Opinion Adidas Ultra Boost 2016 nuevas

Yo las veo como unas muy buenas zapatillas para entrenamientos a ritmos variado, MUY cómodas (siempre que no tengas el pie demasiado ancho, como he dicho) y con unas amortiguación/respuesta genial.

A simple vista no hay grandes cambios con respecto al modelo original y eso hace que dichas zapatillas se encuentren ahora bastantes rebajadas de precio, pero en mi opinión sólo por la suela Continental merece la pena dar el salto a estas. Eso sí, son unas zapatillas caras, eso no ha cambiado. El precio oficial son 180€, pero es fácil encontrarlas por menos.

  • Pingback: Avituallamiento 17: el respeto a la distancia()

  • Nicolás Moyano

    Existen zapatillas que puedan servir para correr y a la vez hacer entrenamiento de tipo fitness o crossfit? O recomendarías un par para cada actividad?

  • Jon

    puedo usarlas con plantilla ?